Archivo mensual: enero 2015

Días de Vacaciones

WP_20141228_20_07_26_ProDSC00403

Unos días de vacaciones

Pasó un 2014 lleno de luces y sombras. Momentos de alegría exuberante, ya que desde este lugar todo tiene dimensiones únicas. Ver crecer al entorno, aceptar cambios, recibir buenas noticias, fue durante los últimos doce meses animante. Tampoco faltaron las sombras. Dan relieve y contraste a la luz. Subir un peldaño en el camino de la vida, significa acercarse al final de la existencia. Y aconteció durante el último mes de mayo, y desde allí  se inició un trayecto hacia la adaptación. Eh! Pero eso no es drama es realidad.

A mayor madurez aumenta la capacidad de elección. Esto es estupendo. Hay que tomar decisiones. Pensar. Consensuar, que no es tarea fácil. Así llegamos con papá a organizar las espectaculares  vacaciones que tuvimos este Enero del 2015 en Marayuí, Chapadmalal.

El tema es que ya estamos  viviendo casi solos después de tantos años de compartir la vida con los hijos. Siete que se van yendo. Los cinco mayores ya casados. El sexto por casarse este año. Y el benjamín,  ya ha dejado de serlo, obtuvo su título en diciembre, está listo para trabajar y demostrar así, cuánto sabe de su profesión.

Muy felices con estos logros, se nos ocurrió invitarlos, por etapas, a pasar diez días en la playa. El mensaje fue claro: papa y yo los invitamos a la casa, pero estamos todos de vacaciones y necesitamos que todos pongan de su parte.

La consigna despertó en las mujeres de la familia, que son todas nueras, las iniciativas que facilitaron el devenir diario. Una de ellas preparó varias listas de compras de almacén para que la carga no recayera sobre nuestros hombros y todas se hicieron eco de la propuesta. Llegados a la casa, muy cómoda por cierto, cada mini familia (hijo con su mujer e hijo/s) tenía un dormitorio con baño en suite, lo que daba clima de intimidad y de libertad también.

Mi propósito fue soltar…. la administración, que hago hace más de cuarenta años, que no haya quejas de ningún tipo de mi parte, -algo no tan fácil-  por la costumbre adquirida, a lo largo de estos años. Los horarios se establecieron con libertad para cada mini familia. A partir de las 6 pm y en adelante ya nos dedicábamos a la convivencia familiar. Aunque esto no signifique que antes de esa hora no la hubiera. Se suprimieron roces, lógicos entre hermanos,  y que cada mini familia pudiera descansar y mucho.

Hubo roles, elegidos según las habilidades de cada uno. Los que no disponían de ellos, lavaban pilas eternas de platos y vajilla después de la larga sobremesa de la noche. Hubo juegos de cartas, de mesa, películas, conversaciones y alguna discusión para que se sintieran muy hijos todavía.

En lo personal, me maravillé de la vida en familia con mis hijos adultos. Hombres todos, cansados después de un año duro de trabajo. Y mis nueras, un capítulo aparte. No tenía experiencia previa, de haber convivido con mujeres hechas y derechas que siendo todas profesionales,  saben de las tareas de la casa, que se sienten responsables de que esté todo hecho y bien. Me sentí una  privilegiada. Por eso me animo a decir que fue una de mis mejores vacaciones.

Hasta los que viven fuera de país, que no viajaron esta vez, estuvieron muy presentes con video llamadas, chats, y hasta con un momento de una gran sorpresa, al contarnos que viajarían próximamente a visitarnos. Ver la alegría de nuestro nieto mayor, fue una revelación de cuán profundos son los lazos de la sangre. Una onda emoción llenó mi espíritu.

Como frutilla del postre, ya sabíamos que venían tres nietos en camino, pero a mitad de las vacaciones un hijo levanta la copa para brindar porque confirmaban la llegada de otro nieto más. Mis ojos llenos de lágrimas, no podían contener la alegría de la noticia escuchada.

Pasamos unos días inolvidables en familia. Ideal por dónde se lo mire.

En resumen, un comienzo de año a toda orquesta: unas vacaciones muy divertidas, cuatro nietos por venir, y un casamiento por realizarse. ¿Qué más puedo pedir? Solo dar gracias a Dios.

Felicitas Walker

25/01/15

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

A veces perdemos, y???

Todo aprendizaje supone atravesar una crisis…

Ideas para vivir mejor

Upsidedown todo depende de como miremos las cosasSi, ya sé. Normalmente escribo sobre lo contrario, “No te rindas”, motivación, éxito, etc. Pero la vida no es tan linda como parece. No todo lo que brilla es oro. A veces, fracasamos, nos rendimos, y???

Como decía Leopoldo Abadía, en este mundo no hay ganadores. Hay gente que trabaja, que se esfuerza, a la que como a todos, unas cosas les salen bien y otras no tan bien. Lo que si hay y mucho, somos los que nos enfocamos más en hacer creer a los demás que somos felices, que en tratar de serlo. Sino, pregúntenle al Facebook, la herramienta perfecta para aparentar y venderle a nuestros amigos que somos unos “winners”. Vendemos felicidad a granel para demostrar lo bien que la vida nos trata, fotos de nuestros viajes, nuestras juergas, tenemos la necesidad de decir donde estamos por más que a nadie le interese con frases como “Rafael@salón…

Ver la entrada original 697 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized